El problema

Retinosis Pigmentaria
Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE)

Retinosis pigmentaria

La retinosis pigmentaria (RP) es un término dado a un conjunto de patologías degenerativas de la retina con síntomas y signos clínicos similares y causada por mutaciones en varios genes. Se han descrito más de 60 genes involucrados en la forma no sindrómica de RP y se han reportado más de 3.000 mutaciones en esos genes. La mayoría de los genes mutados causantes de RP se expresan específicamente en los fotorreceptores o en el epitelio pigmentario de la retina (EPR), pero otros genes codifican proteínas que se expresan en todas las células del organismo, como por ejemplo los factores de empalme del ARNmPRPF3, PRPF8 y PRPF31.

Se ha estimado que la RP afecta aproximadamente 1 de cada 3.500 a 4.000 personas. Debido a su baja prevalencia la RP se engloba dentro del grupo de enfermedades raras. La edad de inicio de los síntomas puede variar entre cada paciente, pero usualmente durante la adolescencia los pacientes comienzan a experimentar ceguera nocturna, la cual se va haciendo cada vez más severa y limitante. Además, los enfermos con RP experimentan visión en túnel por constricción del campo visual periférico, el cual progresa y conduce a la ceguera absoluta en las etapas avanzadas de la enfermedad. Estos síntomas se deben principalmente a la degeneración primaria de los bastones, que son los fotorreceptores responsables de la visión en condiciones de baja luminosidad.

Las mutaciones causantes de la RP se pueden heredar en forma autosómica recesiva, autosómica dominante o ligada al X, aunque en muchos casos los pacientes con RP no tienen ningún antecedentes familiar de la enfermedad. La terapia génica esta surgiendo como una alternativa terapéutica para esta enfermedad; sin embargo, este tipo de terapia es muy costosa y actualmente solo se puede aplicar a un grupo muy limitado de pacientes con mutaciones en un gen específico (RPE65).

Por lo tanto, es necesario encontrar nuevos tratamientos que puedan retardar la progresión de los síntomas de la RP y que se puedan administrar en forma crónica a un grupo amplio de pacientes independientemente de la mutación que les haya causado la enfermedad.

Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE)

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE): es la principal causa de ceguera no hereditaria del adulto en países desarrollados. En la DMAE existe una perdida progresiva de fotorreceptores (conos) y de epitelio pigmentario de la retina (EPR) en una zona de la retina conocida como la mácula. Esto conduce a la perdida de la visión central.

Las causas por las cuales los conos y el EPR degeneran son aun desconocidas, pero se sabe que el estrés oxidativo, disfunción mitocondrial, la inflamación y la acumulación de productos de desecho del metabolismo celular como la lipofuscina y los depósitos sub-celulares entre el EPR y la membrana de Bruch conocidos como drusas pudieran jugar un rol importante en el desarrollo de esta enfermedad.

Existen dos tipos de DMAE, la DMAE seca o no exudativa caracterizada principalmente por áreas extensas de atrofia del EPR en la mácula conocidas como atrofia geográfica (AG) y la DMAE húmeda o exudativa caracterizada por la proliferación de nuevos vasos desde la coroides (novascularización coroidea-NVC) que infiltran las capas de la retina produciendo edema y hemorragias.

Durante el curso clínico de la DMAE se distinguen tres etapas, principalmente definidas por el tamaño y el número de drusas presentes en la retina. La DMAE temprana se diagnostica por la presencia de drusas de tamaño mediano en torno a la mácula que por lo general no conducen a pérdida de visión. En la DMAE intermedia las drusas son más grandes y confluentes y se aprecian cambios del EPR originando distorsión de las imágenes y alteraciones de la visión central. En la DMAE tardía ya se pueden presentar la típica forma de DMAE seca con AG o DMAE húmeda con NVC.

El tratamiento actual de la DMAE temprana e intermedia se basa principalmente en eliminar factores de riesgo como fumar y la administración de suplementos dietéticos con vitamina C, vitamina E, beta-caroteno, zinc, and cobre. Para la DMAE seca no hay tratamientos en la actualidad que puedan revertir o enlentecer los síntomas de la enfermedad. En el caso de la DMAE húmeda, el tratamiento actual se basa en la administración repetitiva de inyecciones intravitreas de anticuerpos recombinantes anti-VEGF que pueden disminuir la NVC. También se puede utilizar con este mismo fin de evitar la NVC la terapia fotodinámica y cirugía laser.

Visión normal

Visión con Retinosis Pigmentaria (RP)

Visión con Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE)

Nuevas terapias para enfermedades de la retina.
Tratamientos para la degeneración macular relacionada con la edad (AMD) y la retinitis pigmentosa (RP)

Sede Central

Avda. de la Innovación, 1
Edificio BIC
18016 - Granada

Enlaces de interés

[google-translator]