La startup de biotecnología estará en Alhambra Venture 2019

Alrededor de 250 millones de personas viven con discapacidad visual en todo el mundo. La Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) y la Retinosis Pigmentaria (RP) son dos de las enfermedades que producen discapacidad visual y ceguera. Son patologías con gran impacto en un segmento importante y creciente de la población, pero con pocas o ninguna posibilidad de tratamiento. En particular, para RP solo existe un tratamiento basado en terapia génica con un precio de 850.000 dólares -realmente no asequible para el paciente medio-, además solo está indicado para un determinado tipo de pacientes de RP, y para DMAE en su variante seca no hay tratamiento efectivo en la actualidad. Los tratamientos existentes para la versión húmeda de la enfermedad son costosos, tanto desde el punto de vista de la asistencia sanitaria como del coste social.

Los primeros productos de Limno Pharma, (LIM21 y LIM109), obtenidos tras sucesivos cribados de 75 nuevos derivados con estructura de estilbeno, están dirigidos al tratamiento de RP y DMAE. De hecho, la administración a ratones enfermos han demostrado mejorar los síntomas de ambas enfermedades combinando efectos antiinflamatorios y neuroprotectores. Juan Carlos Morales, socio fundador de Limno Pharma e investigador científico del CSIC, es el principal impulsor del proyecto y la persona que tuvo la idea inicial. Los compuestos de interés han sido diseñados y sintetizados en su laboratorio en el marco de diferentes proyectos de investigación.

Los resultados obtenidos con dichos compuestos en modelos animales de diferentes enfermedades por Francisco Díaz Corrales, investigador en el Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa de Sevilla y también socio fundador de Limno Pharma, condujeron a la presente iniciativa empresarial.

Natalia Pérez Hernández y David Alcántara Parra, ambos doctores en Química y con experiencia en diversos ámbitos de I+D, son los socios fundadores restantes. En el caso de David Alcántara es relevante la puesta en marcha y dirección de una empresa de consultoría en I+D propia, así como el conocimiento adquirido por su trabajo en ese ámbito. Natalia Pérez, actualmente profesora en la Universidad de Sevilla, aporta experiencia de más de 15 años en investigación científica y gestión de proyectos tanto en el sector público como privado.

El proyecto surgió a mediados de 2017, tras el análisis de los buenos resultados obtenidos en el marco de la investigación científica desarrollada en los laboratorios del Dr. Juan Carlos Morales y del Dr. Francisco Díaz Corrales y la comprobación del potencial de las moléculas estudiadas en modelos animales (ratones), como posibles tratamientos para enfermedades oftalmológicas en humanos. Dada la envergadura que supone incluso una parte del proceso de desarrollo de un fármaco, se puso de manifiesto la necesidad de crear una entidad diferente que pueda dar los pasos necesarios para llevar a cabo este cometido. Los cuatro promotores de la compañía abordaron diferentes tareas, principalmente, la elaboración del plan de negocio y de la proyección financiera, así como el contacto con diferentes inversores, con el asesoramiento y apoyo del BIC Granada. La empresa se constituyó en marzo de 2019.

El modelo de negocio de Limno Pharma supone desarrollar la validación de las terapias tanto en fases preclínicas como fases clínicas tempranas, con el fin de que a partir de un determinado momento sean empresas farmacéuticas de mucha mayor envergadura y con mayores recursos y experiencia las que finalicen este proceso y lleven a cabo la comercialización del medicamento. Los principales beneficiarios serán, una vez alcanzado este punto, los pacientes de las enfermedades mencionadas y la gestión de la distribución de los medicamentos, que dependerá del sistema de salud de cada país (compañías aseguradoras, clínicas oftalmológicas, sistemas nacionales de salud…).

Magnitud del mercado

A corto plazo, este proyecto va dirigido a inversores para los que la entrada en Limno Pharma suponga una oportunidad de negocio interesante dada la magnitud del mercado implicado.

Las principales ventajas competitivas del producto son las siguientes: Tecnología novedosa protegida bajo patente por el CSIC y la FPS con licencia exclusiva y mundial para Limno Pharma, libertad para operar en relación con los medicamentos relacionados existentes, eficacia demostrada para el tratamiento de RP y DMAE seca en modelos animales, tratamientos basados en moléculas pequeñas derivadas de productos naturales, en contraste con los existentes o muchos de los que actualmente están en fases clínicas, fundamentalmente moléculas biológicas o basados en terapia génica, moléculas de fabricación sencilla y bajo coste, posibilidad de administración tópica a través de gotas para los ojos o pomada y por tanto de tratamientos viables a largo plazo debido a la administración no agresiva, y falta de tratamiento para RP y DMAE seca en la actualidad.

RP es una enfermedad rara, lo que agiliza la tramitación y los aspectos regulatorios por parte de las agencias responsables de la aprobación de medicamentos considerados ‘orphan drug’. La RP afecta a alrededor de 200 000 pacientes en la UE y los EE UU. Tomando como referencia los costes actuales de los tratamientos, el volumen de mercado sería de 4 000 millones de dólares al año. Por otro lado, también considerando solo EE UU y UE, la oportunidad de mercado es de alrededor de 243 000 millones de dólares al año para la DMAE seca y 27 000 millones de dólares al año para la DMAE húmeda, con mucha mayor prevalencia en la población.

Existe un equilibrio reseñable en la composición del equipo de esta startup. Todos los componentes cuentan con una importante base científica a la que se añade experiencia en otros ámbitos. Las personas que promovieron el proyecto y en cuyos laboratorios nació el mismo, forman parte como socios fundadores y asesores científicos. Además, se cuenta con una persona con experiencia previa y contrastada como emprendedores y con otra persona con experiencia en la I+D en el sector público y privado, la comunicación científica y la gestión de proyectos.

Limno Pharma se encuentra en plena búsqueda de capital semilla (500 000 euros), fundamentalmente para poder abordar la fase CMC (Chemistry, Manufacturing and Controls), y validación preclínica no regulatoria. Desde noviembre de 2018 colabora con nosotros Genesis Biomed, tanto en el apoyo en la búsqueda de financiación como en tareas de consultoría. Además, Genesis Biomed ha invertido en Limno Pharma en su etapa inicial para contribuir a poner en marcha la empresa y dar los primeros pasos.

Se han firmado las licencias de las dos patentes del CSIC y FPS que constituyen la base tecnológica de Limno Pharma. También se ha procedido a tramitar la entrada en fases nacionales de las patentes en los países más relevantes. En estos meses, están desarrollando los experimentos que permitirán terminar de dilucidar el compuesto, la vía de administración y la primera indicación que conlleven resultados más inmediatos y, por tanto, con mejor perspectiva desde el punto de vista de la inversión en esta fase tan temprana del proyecto.

«Nuestra hoja de ruta una vez conseguido el capital semilla y concluidas las tareas correspondientes sería llevar a cabo la fase preclínica regulatoria y reunir los requisitos que permitan la aprobación, por parte de las agencias correspondientes, para el desarrollo de las fases clínicas iniciales. Hemos estimado el coste total para ello en unos 2,5 millones de euros», explican desde la dirección.

Fuente: Ideal.es de Granada

Translate »
[google-translator]